Interior del León de Sineu

Te sentirás como en tu propia casa en una de las 12 habitaciones con aire acondicionado y calefacción por radiadores. El cuarto de baño está provisto de bañera o ducha y secador de pelo. 

La Villa León de Sineu consiste en una casa, una principal la cual tiene 10 habitaciones todas dobles cada una con su baño en suite.  Y una de ellas es cuadruple.

 

El impresionante vestíbulo de entrada todavía recuerda a la antigua recepción del hotel. El viejo reloj de pie y una pequeña barra de refrescos aún reciben a los huéspedes que llegan antes de que se extiendan a los dos pisos de la casa principal y al jardín.

 

En la casa grande encontrará diez habitaciones dobles diseñadas individualmente, seis de las cuales tienen dos camas individuales cada una, y tres tienen camas dobles y una es una habitación cuadruple, que consiste en dos plantas una con dos camas individuales y la otra planta con una cama doble.

 

Detrás de los números de habitaciones que aún existen, encontrará un encanto singular y comodidades modernas como aire acondicionado, sillas,  y baño en suite. Hay cuatro duchas y siete bañeras en total.

 

Quien saque el billete de la suerte en la asignación de habitación estará feliz de tener un pequeño balcón con vistas al pueblo o una terraza con vistas a la sierra de Tramuntana.

 

Techos y puertas altos de madera, tesoros antiguos, tallas intrincadas y diferentes áreas comunes con o sin TV le dan a la casa el ambiente único de una época pasada.

 

También puede celebrar reuniones en un ambiente relajado o fiestas animadas en el jardín de invierno con aire acondicionado (en lugar de la sala de seminarios que también está disponible). 

 

 La cocina rústica, con el gran arco de piedra, tiene un efecto casi fantástico pero, afortunadamente, también tiene características prácticas como microondas y lavavajillas, herramientas simplemente indispensables para grupos grandes.